965 218 355

Reserva Ahora

Blog

23 octubre, 2018

FALSAS CREENCIAS SOBRE LOS RESFRIADOS

Queridos seguidor@s del Álamo, en nuestro post de hoy vamos a hacer hincapié en los falsos mitos que estamos acostumbrados a escuchar, sobre todo con estos cambios de temperatura. Vamos a examinar cada uno de los mitos para ofreceros la mejor información para combatir correctamente los males que nos atacan en invierno. Si queréis saber más, os recomendamos continuar con la lectura. ¡Y no dudéis en llamarnos para consultarnos, estamos a vuestra plena disposición!

 

Llega el invierno, y con él, toda esa batería de resfriados, infecciones respiratorias y gripes devastadoras. Parece que no podemos pasar los meses de frío sin nuestra dosis correspondiente. Hasta un 15% de la población residente en grandes ciudades se ve afectada durante las epidemias anuales de gripe, y más del 50% en grupos cerrados, como internados escolares o residencias de ancianos, según los datos del Ministerio de Sanidad. Depende de la temporada y de las regiones, pero en general, las tasas en España son bajas: no superan los 50-100 casos de gripe por 100.000 habitantes. Pero, ¿es correcto todo lo que hacemos para reponernos de ella? ¿Tienen algún sentido los remedios caseros a base de infusiones, miel o limón? ¿Utilizamos correctamente los medicamentos que se venden sin receta contra los resfriados y la gripe? Repasamos todo lo que debes saber sobre las enfermedades invernales con la ayuda del Dr. José Felipe Varona, especialista del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario UHM Montepríncipe.

 

  1. ¿Es necesario vacunarse contra la gripe todos los años? Sí, si perteneces a uno de los grupos de riesgo (mayores de 65 años, niños mayores de seis meses y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas o pulmonares, insuficiencia renal, cáncer, VIH, mujeres embarazadas y personal sanitario o de centros geriátricos). La razón es que determinadas proteínas del virus de la gripe varían de un año para otro, por lo que en cada campaña hay que diseñar una vacuna específica contra las cepas que se cree que serán las responsables del contagio esa temporada. Cada año mueren es España hasta 3.000 personas a causa de la gripe, cifra que se podría reducir a la mitad si todos los grupos de riesgo estuvieran vacunados. Pregunta en tu centro de salud si estás a tiempo.

 

  1. ¿Toser es signo de que el resfriado está bajando a los bronquios? No necesariamente. Hay que valorar otros síntomas, por ejemplo, la presencia de ruidos respiratorios o la dificultad para respirar, que sí nos indica que el proceso no solo afecta a las vías respiratorias altas (la nariz, la garganta).

 

  1. Contra la tos, ¿jarabe? De eso nada. Si es muy molesta, se pueden emplear fármacos antitusígenos, que ayudan a frenarla. Pero estos fármacos se deben tomar con prudencia, porque pueden causar efectos adversos como estreñimiento o somnolencia.

 

  1. ¿Es fácil coger una bronquitis? Depende. Por lo general, están causadas por los propios microorganismos que tenemos en las vías aéreas superiores. Aunque puede aparecer en personas sanas, es más frecuente en pacientes con problemas como el tabaquismo, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o el asma.

 

  1. ¿Cuándo hay que tomar antibióticos? Se reservan para las infecciones bacterianas. ¿Y como reconocerlas? Eso ya no es tan fácil, pero la presencia de fiebre, mucosidad verdosa y ruidos respiratorios o dificultad para respirar indican, con gran probabilidad, que se trata de un proceso bacteriano.

 

  1. ¿Hay que suprimir el alcohol cuando se toman antibióticos? Mejor, sí. La mayoría de estos medicamentos se asimilan a través del hígado y el alcohol puede disminuir su efecto, al tiempo que aumenta el del alcohol. Por eso, uno de los riesgos puede ser sentirse ebrio con mucha facilidad. Es especialmente peligroso con las cefalosporinas y eritromicina, entre otros.

 

  1. ¿Cuándo se puede volver a trabajar? Todo depende de cómo se sienta uno. El declive de la fiebre indica que el proceso infeccioso está llegando a su fin y que no estamos en una fase especialmente peligrosa para contagiar a otros.

 

  1. Mi pareja está enferma, ¿me contagiará? El poder de contagio de los procesos virales es muy superior al de los bacterianos. Tanto la gripe como la mayoría de los catarros respiratorios son virales. Basta con que nos alcance un estornudo para que el virus pase de un organismo a otro. Algunos especialistas aconsejan toser o estornudar tapando la boca con el hueco del codo y no con la mano.

 

  1. Si no te abrigas, ¿te resfriarás? Tu abuela tenía razón. Las bajas temperaturas y especialmente los cambios bruscos de temperatura ocasionan vulnerabilidad en las vías respiratorias y predisponen a sufrir infecciones. Si hace frío en la calle, cúbrete la boca y la nariz.

 

  1. ¿Todas las amigdalitis son bacterianas? Hay amigdalitis víricas y hay bacterianas, e incluso hay amigdalitis por otros microorganismos distintos. Determinar la causa no siempre es fácil. La presencia de placas sobre las amígdalas es un dato claramente indicativo de su origen bacteriano.

 

  1. ¿Hay que combinar prebióticos con antibióticos? Es muy aconsejable, salvo en pacientes inmunodeprimidos. La razón para combinar ambos es que normalmente empleamos antibióticos de amplio espectro, que actúan sobre la flora de nuestro intestino y pueden provocar diarrea. Los probióticos ayudan a evitar este efecto negativo.

 

  1. ¿Es importante beber agua cuando se está resfriado? . El catarro reseca las mucosas nasales y hay que rehidratarlas. Además, absorber mucho líquido ayuda a fluidificar las secreciones. Es bueno, además de agua, tomar zumos, fruta, sopa, infusiones, leche caliente. También es conveniente lavar las vías nasales con suero fisiológico, de tres a cinco veces al día. No conviene abusar, por el contrario, de los descongestionantes nasales, porque al ser vasoconstrictores, pueden provocar efectos secundarios indeseables (como elevar la presión arterial).

 

  1. ¿Paracetamol o ibuprofeno? Ante la duda, es preferible elegir el paracetamol, pues es un excelente antitérmico-analgésico. No obstante, si hay un proceso inflamatorio importante (faringitis, amigdalitis…) es recomendable emplear ambos medicamentos. Los dos son tratamientos sintomáticos y se deben usar solo mientras haya síntomas. La dosis depende fundamentalmente del peso del enfermo. En una persona de 70kg, debe ser de 1g de paracetamol cada ocho horas y 400-600 mg de ibuprofeno cada ocho o 12 horas. En cualquier caso, si vas a combinarlos consulta con tu médico.

 

 

Esperamos que os haya gustado nuestro post y que sigáis nuestros consejos para conocer con antelación los síntomas y poder combatirlos rápidamente. Os esperamos como siempre, ¡con la mejor de nuestras sonrisas!

 

 

 

Hotel El Álamo

Acerca de Hotel El Álamo

Hotel situado en el corazón de la ciudad de Alicante. A 200 metros del mar, entre el centro de comercio, la playa del Postiguet y la zona de ocio del Puerto deportivo de Alicante.

  •  

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR