965 218 355

Reserva Ahora

Blog

17 diciembre, 2018

Curiosidades en el castillo de Santa Bárbara

Buenas noches amig@s,

Alicante es una de las ciudades españolas con mayor afluencia de turistas, tanto nacionales como internacionales.

Todos estos turistas llegan atraídos por su clima envidiable, la calidad de vida, la gastronomía y las playas de arena dorada a orillas del Mediterráneo. Alicante posee variedad de vestigios históricos, entre ellos el más representativo, vigila la ciudad desde lo alto del monte Benacantil. El castillo de Santa Bárbara evoca el romanticismo de los tiempos medievales, cuando árabes y cristianos luchaban por tener el control de la ciudad.

Son varias las leyendas sobre el pasado árabe del castillo y la trágica historia de amor que en él tuvo lugar. En el perfil del monte Benacantil se puede ver la cara de un árabe con su turbante.

La leyenda que cuenta este suceso es la siguiente:

Durante los tiempos de dominación musulmana vivía en el castillo un Califa, amado por sus súbditos ya que su gran poder no nublaba su buen juicio.

De todos sus hijos, adoraba sobre todo a su hija Cantara, cuya belleza no era comparable. Tenía un gran número de pretendientes y de ellos habían dos que resaltaban, Amanzor y Alí.

Como Cántara y el Califa no conseguían elegir a uno, el Califa decidió dar la mano de su hija a quien hiciera una hazaña que lo impresionara.

Amanzor decidió irse a la India y traer sedas y especias de la zona y Alí se propuso abrir un canal que trajese agua de la zona de Tibi.

Mientras Amanzor estaba muy lejos, Alí aprovechaba cada día para estar con Cántara, dedicándole todos sus encantos hasta quedar profundamente enamorados.

Ya que Alí dedicaba todo su tiempo en enamorar a Cántara, descuido su tarea de crear el canal, así que cuando regreso Amanzor con todos aquellos objetos valiosos el Califa, que aunque adoraba a su hija, era un hombre de palabra, le concedió la mano de su hija.

Alí al enterarse de esa decisión corrió hacia un precipicio y se lanzo. La tierra se abrió para cogerlo en su seno y por arte de magia, el agua comenzó a brotar, llenando el actual pantano de Tibi.

Cuando Cantara se entero de lo sucedido saltó al vacío en la Sierra de San Julián. Desde entonces a ese lugar se le conoce con el nombre del salto de la Reina Mora.

El padre de Cantara murió al poco tiempo consumido por el dolor. Dicen que la montaña asumió la forma del perfil de su cara.

Así que ya saben una leyenda muy curiosa relacionada al castillo de Santa Bárbara, y si están pensando en venir a Alicante los animamos a buscar la cara del Califa.

 

 

 

Hotel El Álamo

Acerca de Hotel El Álamo

Hotel situado en el corazón de la ciudad de Alicante. A 200 metros del mar, entre el centro de comercio, la playa del Postiguet y la zona de ocio del Puerto deportivo de Alicante.

  •  

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR